... Siempre he tenido unos cuantos amigos maravillosos. Incluso he tenido maravillosos conocidos. Hay momentos en que se prueba la verdad del oro, por lo general mudo, y la del metal sobredorado, por lo general vociferante. Es bueno que, en cada vida, exista alguna ocasión que los distinga.....

(Antonio Gala)



ANÓNIMAS ?? NO.

Todas las obras tienen autor. Triste es que circulen imágenes por la red sin autoría, como simples anónimos. Debemos acabar con esto, por ello invito a todos los artistas a firmar sus obras y a todos aquellos que las utilizan a poner su autoría y a ser posible, el link hacia el autor o no utilizarlas.



Únete y péga este texto en tu blog



3 ago. 2007

La Pietá


De los muchos recuerdos felices y maravillosos que conservo de la infancia, uno en concreto, está relacionado con un libro. Es la imagen de mis hermanas sacando de una de las estanterías uno de los innumerables libros y dejándome hojearlo con ellas. Es un libro grueso, con muchas fotos en blanco y negro y pocas a color, como se estilaba entonces, un libro y unas fotos que me fascinaron desde un primer momento y que, en cierto modo, pudo ser el precursor de todo lo que fui después, era la obra del magnifico Miguel Ángel.

Recuerdo los frescos a color de la capilla Sixtina y las fotos en blanco y negro del David o la Rondanini, pero la que mas recuerdo por su extrema belleza, es la Piedad, esa primera Piedad que Miguel Ángel, con tan solo 24 años sacó de un bloque de mármol de Carrara. . Esa madre con esa mirada serena y resignada, llena de amor, con su hijo muerto en los brazos y esa belleza atemporal, juvenil, perfecta que contrasta con el yacente de aspecto mayor que la madre y un rostro lleno de paz.

Yo no soy una especialista en la materia, ni pretendo serlo, ni siquiera soy creyente, solo una admiradora de tan sublime obra.

La Piedad se encuentra actualmente en el Vaticano y los que habéis tenido la suerte de contemplarla sabéis, que se encuentra tras una urna blindada a unos 5 metros de distancia como consecuencia del brutal ataque que sufrió a martillazos en los años setenta (también recuerdo la consternación en casa ante la noticia) por lo que su visión es lejana y frontal.

Sólo hay una forma de poder contemplar La Piedad en todos sus ángulos y detalles, las venas, los agujeros de los clavos, las costillas marcadas de Jesús, el manto de la Virgen….y es gracias al magnífico fotógrafo Robert Hupka

Hupka obtuvo el permiso del Vaticano durante la Exposición Universal de New York, en 1964 para fotografiar la obra durante muchos días a diferentes horas del día, con diferentes luces, diferentes posiciones, jugó con las sombras, los ángulos, las alturas…mostrándonos así expresiones imposibles de ver en el Vaticano. Más de 1000 fotografías gracias a las cuales podemos descubrir esta maravilla en aspectos jamás soñados, conociendo la obra de Hupka conoceréis la autentica Piedad, os animo a ello visitando su obra y así poder sentir esa emoción al contemplarla (teneis el enlace al lado).

Aquel libro de mi infancia se perdió, quizás en una mudanza, quizás se lo prestasen a alguien que no lo devolvió, pero su recuerdo y todo lo que estaba ligado al mismo permanecen, como la obra de Miguel Ángel.
"Cuanto mas veía La Piedad , mas la amaba, y cuanto mas la amaba, mas la fotografiaba” Robert Hupka.

 

3 comentarios:

fonsilleda dijo...

Gracias por dejar el enlace que yo ya conozco porque tú me lo facilitaste, pero seguro que habrá otros a quienes le venga maravillosamente bien. Que lo disfruten.
Recientemente en visto "in situ" La Piedad y, al margen de la emoción que puedas sentir por estar en presencia de semejante escultura, ya la había disfrutado, de cerca y de todas las maneras imaginables, gracias a tí.

la tata dijo...

Si Fro, aquel libro despertó en mi , y creo que tambien en Mari, el interes por el arte en general y por Miguel Angel muy especialmente, y ,como no, se perderia en una de las multiples mudanzas de ella. Pero lo importante es que fue un comienzo para las tres, ¿maravilloso nó?.

La mayor dijo...

Desde que lei tu comentario ho he hecho mas que tratar de recordar donde puede encontrarse ese libro. La Tata lleva razon, puede que se haya perdido en una de mis innumerables mudanzas pero me resisto a creerlo ya que ese libro viajo conmigo a todas partes por lo mucho que siempre me intereso. Aunque no pueda recordar su paradero, en lo que si lleva razon es en que nunca se borrara de nuestro recuerdo. Si por casualidad se fue entre los libros que deje a la biblioteca de habla hispana la ultima vez que deje Australia, espero que haya despertado al menos el mismo interes por ese artista maravilloso en otras muchas personas y que asi puedan disfrutar tambien de su obra.

Esos datos que todos miramos


GRACIAS POR LA VISITA