... Siempre he tenido unos cuantos amigos maravillosos. Incluso he tenido maravillosos conocidos. Hay momentos en que se prueba la verdad del oro, por lo general mudo, y la del metal sobredorado, por lo general vociferante. Es bueno que, en cada vida, exista alguna ocasión que los distinga.....

(Antonio Gala)



ANÓNIMAS ?? NO.

Todas las obras tienen autor. Triste es que circulen imágenes por la red sin autoría, como simples anónimos. Debemos acabar con esto, por ello invito a todos los artistas a firmar sus obras y a todos aquellos que las utilizan a poner su autoría y a ser posible, el link hacia el autor o no utilizarlas.



Únete y péga este texto en tu blog



13 jul. 2007

Mis campañas

Ha llegado el verano, y con él, el inevitable recuerdo de las campañas de excavación.
Esos años que pasé trabajando de sol a sol gratis, obteniendo la experiencia necesaria para la profesión y algo más importante, experiencia para la vida.

Para aquellos que no conocéis del mundo de la arqueología más que la foto de la "brocha y el pincel", os contaré que antes, mucho antes de llegar a eso, los estudiantes, en la mayoría de las ocasiones, han estado utilizando el llamado PPC, o sea, pico, pala y carretilla.

El trabajo en una excavación es algo duro, que curte no solo físicamente tanto a chicos como chicas, ya que el pico no distingue de sexos, sino también en el aspecto personal.

Sí, yo hice mi mili particular en las excavaciones. La convivencia con un puñado de personas durante las 24 horas del día puede ser agotadora, más aún cuando la excavación se encuentra en medio de la ¿nada?, donde no existen los cuartos de baño, la ducha, las camas...

En ella aprendes a cocinar (bueno, algunos), a comer cualquier cosa, a convivir, a valorar, a respetar y ha hacerte fuerte.

No importa volver a casa llena de heridas, ampollas, enfermedades que casi te matan...nada de eso importa, sólo recuerdas lo bien que lo has pasado, la gente que has conocido, lo que has aprendido y disfrutado y las ganas que tienes de volver.

Ahora, en estos días de verano, recuerdo aquellos y sonrío, porque sé que habrá miles de jóvenes en el mundo viviendo esa experiencia maravillosa en un momento de la vida esencial para el desarrollo personal.

Unos pocos continuarán por el camino de la arqueología, los más, como yo, optarán tarde o temprano por otros caminos, pero esa etapa, seguro, será una de las mejores de su vida y cada vez que se acerque el verano, sonreirán recordándola.

Fotografía y enlace del yacimiento: Ciudad de Vascos (Toledo)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Preciosos recuerdos mi niña, llenos de nostalgia, pero con una gran carga de ternura descriptiva, agradecimiento expontáneo, y ese amargo dolor hacia las cosas que, de alguna manera pensamos nos han traicionado.
Gracias por compartir tu historia con nosotros.

Alex.

Anónimo dijo...

Por mi ignorancia, estuve leyendo tu historia sin pinchar la música. Gracias que la suerte se alió por una vez conmigo y me permitió el releerlo de nuevo escuchando esa maravillosa música que le has puesto.
Gracias, gracias, y mil veces gracias.


Alex.

Esos datos que todos miramos


GRACIAS POR LA VISITA