... Siempre he tenido unos cuantos amigos maravillosos. Incluso he tenido maravillosos conocidos. Hay momentos en que se prueba la verdad del oro, por lo general mudo, y la del metal sobredorado, por lo general vociferante. Es bueno que, en cada vida, exista alguna ocasión que los distinga.....

(Antonio Gala)



ANÓNIMAS ?? NO.

Todas las obras tienen autor. Triste es que circulen imágenes por la red sin autoría, como simples anónimos. Debemos acabar con esto, por ello invito a todos los artistas a firmar sus obras y a todos aquellos que las utilizan a poner su autoría y a ser posible, el link hacia el autor o no utilizarlas.



Únete y péga este texto en tu blog



12 jul. 2009

Legendario

Varias son las personas que han escrito un texto para mí en este cibermundo y me siento una privilegiada por ello. Me emociona cada vez que lo hacen.

Cuando aterricé por primera vez en un foro literario, Legendario fue el que me tendió la mano para moverme por ese nuevo mundo en el que me encontraba perdida.

Él quien me animó a dejar un poco mas de mí en los textos, a que vertiera en este ciberpapel mis sensaciones y experiencias, sin temor. A que no me importase si el texto era mejor o peor mientras que fuera realmente lo que me apetecía escribir, y sobre todo, a disfrutar del hecho de escribir .

Este fúe el primer cuento que me dedicó, perfecto para el momento que vivía yo en ese instante.

La fotografía es... mi aterrorizado ojo, jejejje

Gracias Ramón

La pavorosa tecla enter

Con aprecio, para mi amiga Francisca, inspiradora de este cuento de terror.

Cada dedo que posaba sobre el teclado le resultaba una mortificación.

Ella quería escribir, decirle al mundo que existía. Tenía un valioso mensaje que transmitir hacia afuera, y una enorme necesidad de compartirlo. Pero temía ser malinterpretada, criticada, ridiculizada, ignorada o golpeada por las opiniones ajenas.

Debido a esta dicotomía contradictoria, ella tardó mucho en completar su texto. Finalmente lo hizo, pero el siguiente paso era todavía más angustioso: presionar la tecla ENTER Por eso, sudó frío mientras revisaba una y mil veces su escrito. Era perfecto: cada palabra, cada acento, cada punto y cada coma estaban en su lugar, y lo que el texto transmitía era exactamente lo que ella quería que se entendiese.

Pero ahí estaba la amenazadora tecla ENTER, invitándola a que la presionase, para que el destino fatal se presentase irremisiblemente. Estuvo a punto de hacerlo, pero…

…pospuso la publicación dos días más. Volvió a revisar cada renglón y cada concepto. De nuevo fueron días de angustia y de desvelo.

Finalmente reunió fuerzas, se sentó frente a su ordenador, cerró los ojos, controló la respiración…y presionó la tecla ENTER.

Nunca supo si hubo respuestas en su blog, mucho menos la naturaleza de éstas, pues jamás se atrevió a asomarse de nuevo a la Internet.

Muchos años después, recostada en un cómodo diván, le confesaba a su psicoanalista que soñaba con una enorme tecla ENTER que cada noche ansiaba devorarla.

11 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

El cuento es muy bueno.

Un bonito regalo.

Besos.

una gitanilla del barrio la paz dijo...

Qué suerte que alguién invente un cuento para tí, me siento identificada con tu miedo,aunque no sueño con la tecla enter me dá pánico el ciberespacio.
Besitos

María del Carmen dijo...

Muy buen cuento!

Luego de uan ausencia no deseada retomo este tan bello mundo.

Es por ello que agradecida por tus visitas anteriores, te invito a pasar por mis dos blogs actualizados y si gustas retirar los regalso dejados en ellos.
Poco a poco publicaré en lso otros.

UN SALUDO Y MI PAZ TE DEJO
MARYCARMEN
www.walktohorizon.blogpsot.com
www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com

fonsilleda dijo...

Me encanta releer este cuento que narra una "enterpatía" en toda regla. Yo también te recuerdo en aquellos momentos en los que decías: "no sé...", "no puedo...", "no me sale...". En fin.
Gracias Legen por sacarla de aquella ¿miasma?".
Éste creo que es el lugar que le corresponde al cuento.
Bicos a los dos.

Aldabra dijo...

un cuento muy bueno, transmite bien la tensión... porque una cosa es escribir y otra cosa mostrar lo que hemos escrito... romper esa barrera es todo un reto...

recuerdo cuando comencé en el Taller literario, los nervios que pasaba, tantos que a veces me temblaba todo el cuerpo y sudaba... porque esos minutos de espera en los que tus compañeros están leyendo "TU TEXTO" para decirte lo que piensan de él, son interminables.

biquiños,
y enhorabuena por ese regalo... que todavía hoy puedes seguir disfrutando.

Zoe dijo...

Sabes que a mi no me dió miedo darle al "enter" siempre pensé que nadie me leería...y fijate al menos encontré un Par de melonas que si lo hacen ;-) Me encanta este texto de legendario, me gustó ya la primera vez que lo leí...es precioso que alguien haga un texto o un poema inspirado en uno, tienes una enorme suerte( aunque creo que merecida)...con un poco de envidia ( de la buena), lo voy a volver a leer,,,
Besosssssss

Manel Aljama dijo...

El cuento refleja perfectamente las sensación que se puede vivir cuando no se está acostumbrado con un teclado y parece que tenga vida propia y además se revele contra nuestros propósitos. A me fe peor con las primeras máquinas de escribir eléctricas, eran horribles. Había aprendido con las viejas Olivetti y Underwood...
PS: Vermeer te retrató muy bien :)

Abuela Ciber dijo...

Hermoso homenaje te han dado, bien merecido lo tienes.

Es agradable ller a seres que logran expresarse con fluidez.

Cariños

Versosoy dijo...

Me ha encantado la sombra alargada de la tecla enter. Me ha dejado sin palabras. Hacía días que no pasaba a verte y aprovecho para decirte que este lugar crece a cada letra y es un gusto recorrerlo. un beso fuerte froiluba.

Andrés Hernández Martínez dijo...

Creo que esa sensación la tenemos más de uno cuando, una vez terminado un relato, repasado y corregido por las cuatro esquinas, el siguiente paso es presionar "Enter" para enviarlo al ciber espacio donde sabemos que seremos examinados por mucha más gente de la que creemos, gente que no se manifiesta, pero que nos lee y sabe de nosotros ya que estamos expuestos públicamente a su análisis.
Buen cuento que destila angustia ante lo desconocido y explica los miedos que puede sentir el autor amater cuando se atreve a dar el paso de publicar.

La signora dijo...

Visitándote y leyendo, qué bello regalo que te han hecho con este cuento.

Felicidades Froiliuba, deseos los mejores para siempre.

Un abrazo.

Esos datos que todos miramos


GRACIAS POR LA VISITA